El casco antiguo ofrece un viaje a través de los siglos y de los estilos: palacetes de los siglos XIV a XVIII, Capilla Saint-Libéral (siglo XIV), Colegiata de San Martín (siglo XII), torre renacentista de los Échevins, barrio de las Doctrinaires (siglo XIV), Casa Cavaignac (siglo XVII), Museo Labenche (puro estilo renacentista), colección de tapices del siglo XVII de la Real Fábrica de Mortlake, Casa Edmond Michelet transformada en Museo de la Segunda Guerra Mundial…

Todo bajo la protección de San Antonio de Pádova que vivió en las grutas (abiertas al público) en lo alto de la ciudad.

Informaciones Web : www.brive-tourisme.com