Museo de Bellas Artes de Limoges

Entre 2006 y 2010, la ciudad de Limoges llevó a cabo una total reestructuración del museo municipal. Está constituido por una colección de esmalte de los talleres lemosines, única en su género, que abarca el período del siglo XII hasta nuestros días, y ofrece una visión de la creación internacional. La colección del Museo de Bellas Artes, todavía poco conocida, presenta desde pinturas del Renacimiento italiano hasta los grandes maestros del siglo XX como Renoir o Valadon. Además, contiene una colección de antigüedades egipcias, así como una serie de maquetas sobre la historia de Limoges, desde su creación en la época galorromana hasta principios del siglo XX.

El Museo Nacional de la Porcelana Adrien Dubouché en Limoges

El patrimonio de la porcelana está bien conservado en el Museo Nacional Adrien Dubouché, que presenta 15.000 obras, lo que representa la mayor colección pública mundial de porcelana de Limoges. En todo el mundo el nombre de Limoges evoca el de la porcelana, gracias al descubrimiento y la explotación de abundantes yacimientos de caolín en la región. Esta materia, sumamente cotizada durante el siglo XVIII, constituye el material indispensable para la fabricación de la porcelana dura. La fábrica de porcelana de Limoges, creada en 1771, fue la segunda, tras la Fábrica Real de Sèvres, en producir porcelana dura en Francia.

El Espacio Paul Rebeyrolle en Eymoutiers

Este lugar único dedicado a este gran pintor del siglo XX, del cual se exponen permanentemente 40 lienzos representativos, organiza también exposiciones de arte francés y francófono e invita a los visitantes a que descubran itinerarios singulares o poco conocidos. Un servicio pedagógico propone visitas, animaciones, talleres…

El Centro de la Memoria de Oradour-Sur-Glane

Este pueblo fantasma, conocido mundialmente como el pueblo mártir de la Segunda Guerra Mundial, fue testigo de la masacre perpetrada el 10 de junio de 1944 por las Waffen-SS, que dejó 642 víctimas de todas las edades. Fijado en el tiempo como un cruel paréntesis, se conserva perfectamente y es sobrecogedor. Se puede acceder a las ruinas por la travesía del Centro de la Memoría, un museo de interpretación.

El Museo del Presidente Jacques Chirac en Sarran

En el año 1908, el descubrimiento de un hombre de Neandertal y su sepultura animó extraordinariamente a la comunidad científica. Por primera vez, los antropólogos disponían de un esqueleto que permitía situar a los neandertales en el árbol genealógico humano. El Hombre de La-Chapelle-aux-Saints, referencia mundialmente conocida, descansa hoy en el Museo del Hombre de París. En el Museo de la Chapelle-aux-Saints, dedicado a la memoria de aquel hallazgo cerca del lugar donde apareció, el visitante puede «inclinarse» sobre la tumba de este hombre de 45.000 años gracias a la reconstrucción de su sepultura, pieza maestra de la colección.

El Museo de la Electrificación en Bourganeuf

Este museo propone descubrir esta etapa de la industrialización en Francia y la historia reciente de la electricidad. La ciudad de Bourganeuf fue la tercera localidad francesa que recibió la electricidad, en 1886, y la primera en la que se transportó electricidad a larga distancia (14 km).

Museo de Arte y Arqueología de la Sénatorerie

Guéret alberga el Museo de Arte y Arqueología de la Sénatorerie, dedicado al tapiz de Aubusson, la orfebrería, el esmalte, la arqueología y la pintura. Este museo, instalado en el Hôtel de la Sénatorerie, en el interior de un parque, conserva su gabinete de historia natural del siglo XIX y presenta tapices, objetos de arte y pinturas de los siglos XVII y XVIII. Debe su fama al tesoro de orfebrería lemosina, la estatuaria galorromana y una colección de cerámicas chinas.