La ruta de Ricardo Corazón de León

La ruta de Ricardo Corazón de León, que toma su nombre del célebre rey herido de muerte en Châlus, nos lleva hacia el suroeste de la región, desde el «pays des Feuillardiers» (la región de los flejadores) hasta el sur del «pays Arédien».

Esta ruta apasionante, de 180 km, está jalonada por 19 parajes de interés, numerosas obras maestras arquitectónicas y joyas patrimoniales, abiertas o accesibles al público: los castillos de Nexon, Jumilhac, Montbrun, Brie, Coussac-Bonneval, Lastours, Châlus, Châlucet, Rochechouard, Les Cars, Pompadour, Saint Yrieix la Perche, Ségur-le-Château, la iglesia abacial de Solignac, la catedral de Limoges, la iglesia de St Eutrope, la iglesia de Chalard...

El castillo de Sédières

Este elegante edificio renacentista, situado en las proximidades de Clergoux, dentro de un bosque de 130 ha, domina un paraje extraordinario que acoge, todos los veranos, un festival y a invitados de renombre. En el interior se puede visitar el salón de la guardia y su escalinata monumental, o las salas de recepción, con sus imponentes chimeneas esculpidas.

El castillo de Boussac

Este castillo compuesto, cuya fachada se alza sobre la escarpa que da al río Petite Creuse, es un suntuoso edificio perfectamente restaurado y amueblado con antigüedades de gran valor. Tras sufrir graves desperfectos durante la Guerra de los Cien Años, Jean de Brosse, compañero de Juana de Arco, lo restauró a principios del siglo XV. Siga los pasos de George Sand y Prosper Mérimée, que descubrieron aquí las 6 estampas de La dama y el unicornio, unos célebres tapices.

El castillo de Villemonteix

En Chénérailles se erige uno de los castillos más hermosos de la región. Está tan bien restaurado que parece que por él no ha pasado el tiempo. Se ha reamueblado por completo. Alberga también una colección de tapices de los siglos XVI al XVIII, procedentes de la Fábrica Real de Aubusson. El tilo centenario, en el exterior, merece también un homenaje.