El lago de Vassivière

Lac de Vassivière

La construcción de la presa y la central hidroeléctrica de Mazet en 1950 requirió la inundación del valle del Maulde. Ocho aldeas quedaron anegadas bajo las aguas, pero como contrapartida vio la luz el pantano más importante  de Limousin: una superficie de 1.000 ha, 45 km de riberas con abetos Douglas, abedules y hayas, 8 playas, numerosas actividades náuticas (vela, windsurf, piragua, esquí náutico...), terrestres (senderismo, tenis, voleibol, fútbol, bicicleta de montaña...) o ecuestres.

Si sube a la punta del faro de la isla (Centro de Arte Contemporáneo), podrá admirar las vistas impresionantes de este gigante líquido tornasolado. Al recorrer la carretera circunlacustre que enlaza las diversas aldeas, descubrirá el magnífico entorno natural del lago.

Dirección : Le Lac de Vassivière - Web : www.lelacdevassiviere.com

El lago de Saint-Pardoux

Lac de Saint-Pardoux

Este lago, el segundo de Limousin por su superficie, tiene tres playas donde se pueden practicar numerosas actividades al aire libre (esquí náutico, vela, embarcaciones a pedales, pesca...), así como diversas rutas de senderismo que le llevarán al antiguo lavadero y al jardín botánico. Esta vasta extensión de agua, implantada en un relieve ondulado, presenta un mosaico de medios naturales extraordinarios: landas secas con brezales, praderas húmedas o macizos forestales. El lago está reconocido como una parada migratoria y un lugar de hibernación importante para el milano negro o el águila pescadora.

Dirección : Le Lac de Saint-Pardoux - Web : www.lac-saint-pardoux.com

  

El lago de Causse

Aviron sur le Lac du Causse

Un lugar donde apetece pasear o visitar los pueblos de Lissac y Chasteaux, que se encuentran a 10 kilómetros de Brive en dirección suroeste.

El lago de Causse , punto de encuentro de los brivistas, ha adquirido gran renombre, por diversos motivos. Es un paraje que salta a la vista, desde cualquier punto de los alrededores, por su belleza y por la calma que destila. Este lago lo tiene todo para seducir al visitante: está dominado por una abundante vegetación, en las proximidades de las zonas truferas donde se desarrollan la trufa negra y el melanosporum. Hay un circuito terrestre de 7 km que rodea el lago por un terreno ondulado, umbrío, donde descubrirá el placer de caminar. También hay una playa acondicionada, muy calurosa en verano, donde una larga exposición al sol sin crema protectora puede dejar secuelas. Además, y posiblemente ante todo, el lago es el lugar predilecto de los remeros. Allí se organizan varias competiciones de alto nivel.

Dirección : Le Lac du Causse - Web : www.brive.net